viernes, 25 de noviembre de 2016

El asedio de Roses de 1808. Tres ejércitos y una fortaleza (III)

La tercera semana de asedio registró dos hechos significativos para el desenlace del asedio de Roses, uno positivo y el otro negativo para las fuerzas españolas: por una parte llegó a Rosas el famoso marino Lord Cochrane, que daría un impulso destacado a la resistencia en el Castillo de la Trinidad y por otro el fracaso de la operación de socorro de las tropas regulares y migueletes al mando de Álvarez de Castro en los márgenes del río Fluviá, que imposibilitó definitivamente el envío de tropas por tierra para intentar levantar el asedio. 


El Castillo de la Trinidad, en un dibujo de época. Fue el objetivo de las baterías francesas en el Puig Rom y respondido
 con la enconada resistencia de las tropas anglo-españolas que lo defendían.




https://1drv.ms/w/s!ApHZx2ah7M2Mg0tw0noZEYtXr8H9

DIARIO DEL ASEDIO DE ROSAS nº 3


https://1drv.ms/w/s!ApHZx2ah7M2Mg0qDSatjHtn8Ar0P

ROSES SIEGE'S JOURNAL nº 3




LORD COCHRANE Y EL IMPERIEUSE LLEGAN A ROSAS

Lord Cochrane (b)
Cuando el Excellent estaba navegando para salir de la bahía dejó constancia de la entrada de otra nave en la rada. Esta era la fragata de 38 cañones del capitán Lord Cochrane, la Imperieuse, que fue remolcada en la Bahía de Roses en la tarde del 22 de noviembre. Thomas, Lord Cochrane era el hijo del noveno conde de Dundonald, un par escocés. Nacido en 1775, Thomas era un contemporáneo de su adversario en Roses, el general Reille. Cochrane tenía más de 1,80 m de altura, dotado de anchos hombros, con una mata de pelo de color rojo arenoso en sus años más jóvenes y una prominente nariz de gancho. Se había unido a la Marina Real en junio de 1793 a la edad relativamente avanzada de diecisiete años, pero como muchos otros jóvenes caballeros de la época, había ganado tiempo de servicio grabando su nombre en los libros de los buques de la Armada Real Británica.  En mayo de 1796, a los 20 años, Lord Cochrane pasó a ser teniente; Se le dio su primer mando en marzo de 1800 y se convirtió en capitán dieciocho meses después. En 1808 Thomas, Lord Cochrane ya era bien conocido en Gran Bretaña. Como comandante de buques pequeños, el bergantín Speedy (14) y el Pallas (32), había capturado muchos buques de guerra franceses y españoles, buques mercantes y buques con tesoros en el Atlántico y el Mediterráneo, amasando una potencial fortuna para él y sus hombres. Al igual que varios otros oficiales de mar de la época, las hazañas de Lord Cochrane fueron ampliamente recogidas en los medios escritos públicos, pero Cochrane, únicamente, también se convirtió en un adorado héroe por los hechos de su propia vida. 

Cochrane fue enviado a la Imperieuse en agosto de 1806. La fragata había sido construido para la armada española en Ferrol, en el noroeste de España, como Medea, de 44 cañones, y era el buque insignia del contraalmirante José de Bustamante cuando fue capturado por el escuadrón comandado por el contraalmirante Sir Alexander Cochrane durante una emboscada a una flota con tesoros neutral en el Atlántico en octubre de 1804, que precipitó un estado de guerra entre España y Gran Bretaña. Reparado en Plymouth, el Medea fue tomado en la marina de guerra británica como el Iphigenia, y renombrado como Imperieuse en 1805. Era una de las fragatas más grandes en servicio en este período; calificada como una fragata de 5ª categoría con 38 cañones de 18 libras, fue dotada con 30 cañones en su cubierta superior y 24 cañones de 12 libras o carronadas de 24 libras. Después de patrullas cortas con la Flota del Canal y participar en el bloqueo de Rochefort, en septiembre de 1807 el Imperieuse dejó Inglaterra para escoltar un convoy al Mediterráneo, donde comenzó para él una época agitada. Entre el Adriático, Malta y las Islas Baleares, capturaron muchos buques enemigos y navegó por un tiempo en el escuadrón comandado por George Mundy frente a Menorca y Barcelona.


La acción de Cochrane en la batalla naval de la isla de Aix contra la flota
francesa  le valió ser honrado con la Orden inglesa del Baño (c)

Durante las negociaciones con la Junta Suprema en Càdiz en julio de 1808, se ordenó a Cochrane por parte de Lord Collingwood que apoyara la insurrección española contra los franceses por cualquier medio que pudiera. En agosto, el Imperieuse estuvo en Roses durante tres días, anclando a una milla más o menos del promontorio en el que se encontraba el castillo de la Trinidad, para recabar ganado vivo, verduras, vino y agua. Desde el 7 de septiembre se incorporó a la compañía del capitán Jahleel Brenton con el Spartan (38), navegando entre Barcelona y el delta del Ródano, hostigando a los soldados franceses en los caminos costeros y forzando a los franceses a enviar muchas tropas necesarias de la "Armée de Catalogne" de regreso a Francia para defender las estaciones de señalización y las ciudades costeras; en ocasiones los dos barcos se avituallaban en Roses. El 16 de septiembre Cochrane y Brenton capturaron un convoy francés en Cadaqués y el Imperieuse llegó a la bahía de Roses con dos de los premios. Cochrane desembarcó en tierra donde conoció al gobernador de la Ciudadela, el coronel don Pedro O'Daly. El gobernador estaba tan complacido con él que escribió una carta efusiva sobre las hazañas de Cochrane y Brenton a la Junta catalana de Girona, que concluye: «Los dos capitanes mencionados aludieron haber ocupado la atención del enemigo y mantenerlo en estado de alarma en las cercanías del Rosellón». El Imperieuse pasó seis días en el fondeadero de Roses, un inusual período de descanso, reparando los buques capturados para ser enviados a Gibraltar como premios para el Tribunal del Almirantazgo; Cochrane sin duda utilizó el tiempo de manera juiciosa en familiarizarse con el terreno y alentar a sus «jóvenes caballeros» a trazar el mapa de los mares. 
 
La carronada era un arma muy efectiva 
a corta distancia y causaba unos graves 
destrozos  en la obra muerta de los
barcos. (d)
En el otoño de 1808, la Imperieuse estaba de nuevo en la habitual rutina guerrera de la fragata en este teatro de operaciones, patrullando entre Gibraltar y el Cabo de Sicié, frente a Toulon, y turnándose en las tareas de bloqueo de Barcelona, ​​Alicante y Málaga. Mientras estaba fuera de Barcelona en noviembre, Cochrane fue informado del avance francés contra Roses, y «sabiendo que Lord Collingwood atribuía una importancia considerable a este lugar», ordenó que el barco procediera a la bahía de Roses. El 20 de noviembre, el Imperieuse respondió a la señal 275 ("barco que venía a dar a conocer su nombre o número") de un buque de guerra en la bahía y señaló que había tres buques de guerra anclados allí. La brisa estaba en la proa del barco, y el progreso era indirecto y muy lento, dos nudos en el mejor de los casos. A las seis campanadas del reloj de la mañana, Cochrane ordenó que el bote se metiera en el agua y fue trasladado al Fama para informar a Bennett, ahora el oficial británico más antiguo en Roses; El bote regresó sin capitán, pero con órdenes para que la nave «hiciera todo lo posible para llegar al alcance de las tropas enemigas, para enfilarlas.» Durante las próximas treinta horas, los registros de la Imperieuse anotan "trabajando en la Bahía de Rosas", navegando a través del viento variable mientras se desviaba y retrocedía. Al mediodía del 21 de noviembre el Excellent enfiló su proa dirigiéndose al mar; La Imperieuse había avanzado poco y todavía estaba a cinco millas de Roses, pero al final de la tarde Bennet ordenó que sus barcos salieran a remolcar el barco y después de una hora y media de remolque arribó a la rada, fondeando y dejando constancia del vigoroso fuego de cañón del enemigo hacia el Castillo de la Trinidad. (1)


LAS TROPAS DE ÁLVAREZ: EL SOCORRO QUE NUNCA LLEGÓ

Álvarez de Castro había llegado a mediados de octubre a la posición que le fue designada entre Báscara y la plaza de Gerona, donde se le unieron algunos destacamentos de migueletes. Acampado en las inmediaciones del pueblo de Magriñá, sobre el camino real, recibió orden de reforzar la guarnición de Rosas con el 2º batallón de Barcelona. Las fuerzas de Álvarez quedaron reducidas a 3000 infantes y 20 caballos. Souham ocupaba la orilla izquierda del Fluviá, en una línea que se apoyaba en los pueblos de Navata, Pontós, Armadás y Santo Tomás. La falta de caballería impedía cualquier movimiento formal contra un enemigo superior en número.

Álvarez intentó atacar a las fuerzas francesas. Dividió su contingente en cinco columnas y emprendió el ataque. Al rayar el alba debían todas ellas vadear el río por diferentes puntos, excepto la reserva, con unos 700 hombres. El ataque principal estaba a cargo del comandante Lebrun, con una columna de 600 hombres. Los demás ataques sólo llevaban la intención de distraer al enemigo. Según el gráfico a continuación donde se ven los diferentes puntos de cruce del río y de situación de las tropas francesas.


Enfrentamientos del día 24 en la orilla norte del Fluviá entre las fuerzas de Souham y Álvarez.


Álvarez se congratuló en su reporte al General Vives de haber logrado sus objetivos de reconocimiento y de interrumpir o suspender un tanto las obras y fuegos que contra la plaza de Rosas dirigían los franceses (5). En el "Journal des operations..." de Saint-Cyr (3) por contra se reconoce el rebase de los puestos avanzados, para después en el contraataque hacer retroceder a las columnas españolas y tomas como prisioneros a Lebrun, su mayor, y un capitán del regimiento de Tarragona, con un número bastante grande de suboficiales y de soldados. Aunque también se reconoce que se tuvo que trasladar a una parte de la división del General Pino para reforzar la línea de observación del río.



_____________________________________________________________________________________________________

Fuentes:

(1) – “A place of considerable importance: Lord Cochrane and the siege of Roses 1808” - Justin Reay, The Mariner’s Mirror, Vol. 95 No. 4 Novembre 2009
(2) – “Diario de un sitiado” – José Benito, La Comarca Impr., Figueras, 1926
(3) – “Journal des operations de l’Armée de Catalogne en 1808 et 1809 sous le commandement du Général Gouvion Saint Cyr”- París, 1821
(4) – “El setge de Roses de 1808. Tres visions de la Guerra del Francès” – Carlos Díaz Capmany, Robin Pedler y Justin Reay, Fundació Roses y Ajuntament de Roses, 2008
(5) - "Historia de la Guerra de Independencia en el antiguo principado" - Adolfo Blanch, Barcelona, 1861

Imágenes:

- By Artist: James Ramsay (1786–1854); Engraver: John Cook (fl. 1812–1891)[1][2][3] - Scientific Identity: Portraits from the Dibner Library of the History of Science and Technology, 2003 (ID: SIL14-D5-10a), Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=783297
- http://www.wikiwand.com/es/Thomas_Cochrane
- De User Darkone on de.wikipedia - own work?, CC BY 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=874140

lunes, 21 de noviembre de 2016

La Ciudadela de Roses - 2º Aniversario

Carlos I, encargó la 
construcción de la
Ciudadela de Roses (b)
Como complemento a nuestra serie de entradas que dedicamos estos días al asedio de Roses por parte de las tropas francesas durante el otoño del año 1808 y al mismo tiempo como celebración de nuestros dos años de existencia, os traemos un recorrido gráfico y escrito por la Ciudadela de Roses, durante una visita que realizamos por su interior, que esperamos nos de una idea más exacta de la magnitud de la fortaleza y de los problemas que se encontraron los defensores por su mal estado y los sitiadores por las características particulares de su emplazamiento junto con la decidida defensa de las tropas al mando de Pedro O'Daly y con la ayuda inestimable de los barcos y bombarderas de la flota británica.

El puerto de Rosas y su población son defendidos por la Ciudadela, una fortaleza de tipo de Vauban (o de traza italiana según otras versiones), y por el Castillo de la Trinidad como fortificación de apoyo y de vigilancia de la bahía. La Ciudadela en principio proyectada con una planta cuadrangular, que envolvía a su recinto amurallado medieval, tiene un corte pentagonal modificado con cinco baluartes y medias lunas en todos los lados excepto hacia el mar, y de planta un poco excéntrica; la Ciudadela se encuentra justo al oeste de la ciudad, mientras que el Castillo corona una altura de aproximadamente 2 km al sur-sureste de la fortaleza. Al ser un importante punto estratégico por su emplazamiento geográfico sufrió asedios durante los años 1645, 1693, 1794-95 y 1808.
_________________________________________________________________________________________________________

"Rosas es hoy una de las más fuertes y más agradables Plazas de Cataluña; Carlos V la hizo construir a causa de las ventajas del lugar y la seguridad de su rada en la que una armada puede echar el ancla y permanecer a cubierto de todos los vientos, de los del sur hasta los del noroeste.
Pautre Le, P. (1693)
Grabado "Plan de la ville de Rosas" (5)
_________________________________________________________________________________________________________


Copia de plano del ingeniero G.B. Calvi, del año 1552 (Archivo General de Simancas) - Museo de la Ciutadella de Roses


LOS ANTECEDENTES

Recinto medieval interior
en la ciudadela según el
proyecto de Pizaño (a)
En 1543, Carlos I de España y V de Alemania, en un viaje marítimo que realizaba de Barcelona a Génova, llegó el 13 de mayo a Rosas. Al darse cuenta de la importancia de la bahía, decidió fortificar adecuadamente la población y su monasterio, para poder mantener a salvo de los piratas berberiscos aquel punto y su puerto, que consideró de gran interés estratégico. Seguidamente se iniciaron los tratos para que su señor, el duque de Segorbe, pasara su villa para que perteneciera a la corona.

Al finalizar el mes de enero de 1544 se iniciaron las obras que consistieron en cerrar el recinto medieval dentro de un rectángulo y Luis Pizaño, el ingeniero encargado de los trabajos, proyectó la construcción de cuatro baluartes en los ángulos, revestidos de mampostería, así como la cortina que daba al mar. Pizaño murió sin haber completado los revestimientos y el nuevo ingeniero que se nombró, el italiano Juan Bautista Calvi(1), hizo una nueva propuesta de cinco baluartes en una planta pentagonal como elementos básicos para la defensa. Esta fue la fortificación que subsistió hasta el siglo XVII, cuando se añadieron obras auxiliares de defensa.La construcción de la Ciudadela se hizo con las aportaciones del trabajo de la gente de todos los pueblos de la comarca, porque a todos interesaba defenderse del ataque de los piratas. Se redactaron decretos reales en 1551 (la Pragmática) por los que las poblaciones de Gerona (Girona), Besalú y Camprodón contribuyesen a la fortificación de Roses. El mismo año, el virrey del Principado ordenó que todas las poblaciones permitieran cortar toda la madera que hiciese falta para fortificar la plaza.

A pesar de ser una obra importante de ingeniería ya presentaba una serie de deficiencias iniciales: las pequeñas dimensiones de los baluartes y la excesiva longitud de las cortinas de sus muros lo que dificultaba los fuegos de flanqueo recíprocos. Por ello a partir de 1640 se comenzó a reforzar la fortificación buscando una mayor protección de la artillería cuya potencia había aumentado en aquellos años: los cuatro frentes que daban al terreno interior se rodearon con un segundo recinto más bajo que el primero construido de tierra y revestido de piedra en seco. (2)


Trazado de la segunda línea de fortificaciones exteriores (a)


LA CIUDADELA DE ROSAS EN LA ACTUALIDAD

Después de estar durante muchos años cerrado, prácticamente abandonado y a merced de los saqueadores, el recinto amurallado y los restos arqueológicos que contiene fueron abiertos al público en 1991, convirtiéndose desde 2004 en el Museo de la Ciudadela de Rosas, impulsado por la Generalidad de Cataluña, la Diputación de Gerona y el Ayuntamiento de Rosas. Este último gestiona el conjunto en el marco de un importante programa de recuperación del patrimonio arqueológico del municipio a través de la "Fundación Rosas Historia y Naturaleza", creada en 2002.(1)  





Puerta de Mar (S. XVI). El acceso principal a la Ciudadela por el lado de Mar. En el extremo opuesto se sitúa la Puerta de Tierra. El Portal es de estilo renacentista y se inspira en los modelos clásicos. Una barbacana con un pequeño foso y un puente levadizo protegían la entrada. En el interior la defensa se completaba con troneras bajas y un cuerpo de guardia. Actualmente es la entrada principal a la Ciudadela y al edificio donde se ubica el museo.



La Fortaleza en 1808: 1. Portal de Mar y barbacana; 2. Baluarte de Santa María (desaparecido); 3. Baluarte de San Antonio (ó San Jaime); 4. Baluarte de San Felipe (ó San Andrés); 5. Portal de Tierra; 6. Baluarte de San Jorge; 7. Baluarte de San Juan; 8. Revellín de la Madre de Dios del Rosario (desaparecido); 9. Contraguardia de tierra o Santa Lucía (desaparecida); 10. Revellín de la Madre de Dios del Carmen (desaparecido); 11. Contraguardia de San Andrés; 12. Revellín de la Madre de Dios de la Soledad; 13. Contraguardia de San Genaro; 14. Revellín de San Antonio de Padua. // a. Patio de armas; b. Cuerpo de Guardia; c. Hospital y Capilla; d. Cuarteles de Infantería; e. Cuerpo de Guardia; f. Cuarteles de caballería y almacenes; g. Arsenal y atarazanas; h. Almacenes; i. Almacén de munición; j. Almacén de pólvora; k. Jardín del Gobernador; l. Cuadras para la caballería y emplazamiento de los hornos de munición; m. Casas de los oficiales; n. Fortín moderno (s. XIX); o. Tienda y casa del gobernador y del sargento mayor.



Patio de armas (s. XVI). El patio de armas de la Ciudadela, en una gran explanada construida, alrededor de la cual se distribuían de forma radial los edificios de uso militar: el hospital, los cuarteles, el arsenal, los almacenes, etc. En su subsuelo se ha detectado un extenso yacimiento arqueológico de la época griega helenística y tardo-romana.


Restos de ruinas de la época bajo-romana (s. IV-VI)




Reconstrucción de muralla y baluarte de Sta. María


Vista del foso desde los restos reconstruidos de lo que fue el antiguo Baluarte de Santa María. El trazado del Rec Fondo que desembocaba el mar transcurría por dicha zona de la fortaleza.




Cuarteles de Infantería (s. XVII). Dos edificios prácticamente idénticos, que servían para alojar a las tropas. Fue la solución al problema de la época de tener que alojar la población a los soldados en sus casas en tiempo de paz. Cada cuartel tenía 3 plantas con 36 habitaciones, con una capacidad para 500 soldados.






La fundación del monasterio benedictino al lado de la iglesia de Santa María, sobre la misma colina donde estaba ubicada la antigua colonia griega, fue el punto de partida del nacimiento de la villa medieval. Esta población, amurallada, crecerá en dirección al mar hasta conseguir una superficie de poco más de 2 hectáreas. La pesca y la agricultura serán las principales ocupaciones de sus habitantes. Delante de la playa, cerca del muelle del puerto, se formará un arrabal, básicamente constituido por tiendas, almacenes y atarazanas. (6)


Iglesia y Monasterio de Santa María (s. XI). Es el templo del monasterio románico benedictino construido sobre la iglesia pre-románica, fundada sobre el 950. Fue restaurada en la decada del 1960. El edificio quedó muy maltrecho a causa del asedio de 1795, durante la Guerra de la Convención. Los franceses ocuparon el monasterio, que ya se había abandonado en 1792. Los monjes ya no volvieron debido a su estado. En el subsuelo se han encontrado restos del templo griego y del tardo-romano.




Cuartel de caballería (s. XVIII). Su primer uso, durante el siglo XVII, fue como almacen de alimentos. Cien años después sirvió como cuartel de caballería. El edificio se adosa a la muralla medieval, de la cual se ven las aspilleras. En su subsuelo se descubrió parte de la necrópolis de la basílica tardo-romana, edificio que se ha localizado bajo el templo románico.




Detalle de la sección de la muralla

La Puerta de Tierra (s. XVI), ubicada en la foto superior, era el acceso principal por el lado de tierra o del campo. Situada justo al extremo contrario de la Puerta de Mar. Su defensa frontal se hacía a través de un semibaluarte que impedía el acceso en línea recta. En los laterales había unos túneles, hoy parcialmente destruidos y enterrados, con grandes aspilleras para la artillería.


Arsenal y atarazanas (s. XVII). Adosado a los restos de la muralla medieval, el arsenal se construyó a mediados del siglo XVII. En este edificio se guardaba la artillería. En el interior aún se perciben los pilares cuadrados que soportaban un piso de madera. El edificio de al lado sirvió un tiempo como atarazanas.









Baluarte de San Jorge (S. XVI). Es el baluarte del extremo noroeste del recinto. Está en muy mal estado debido a la voladura provocada por las tropas francesas el año 1814, durante la Guerra de Independencia o del Francés. Hasta el año 1645 conservaba en su interior una torre medieval, reutilizada como polvorín. En estas fechas, durante la Guerra de los Segadores, fue destruida.

Fortín (S.XIX). El año 1827, cuando la Ciudadela ya estaba inutilizada, se reparó el Baluarte de San Juan con la finalidad de conseguir un lugar para la defensa de la costa. La nueva obra se adaptó a las torres medievales preexistentes.







(1) La intervención de Calvi en Rosas se vio jalonada de constantes obstáculos producidos por una enmarañada situación: la resistencia del país habida al cumplimiento de la Real Pragmática, los problemas financieros, las difíciles relaciones entre los oficiales reales y los poderes locales, agravadas por el asentamiento y alojamiento del presidio, las adversidades meteorológicas, e, incluso, los problemas de salud del propio CaIvi, seriamente afectado de paludismo (3)

(2) -  Los textos de los pies de las fotografias definiendo las diferentes partes del complejo son en su mayoría copia de la pequeña guía del visitante - Ajuntament de Roses. Patrimoni de Roses Espai Cultural La Ciutadella.


____________________________________________________________________________


En "El Rincón de Byron" estamos de enhorabuena porque hoy celebramos nuestro 2º año de existencia en la red. Tras poco más de un centenar de entradas, aún nos quedan muchos temas e ideas en el tintero para compartir con todos vosotros, de los que esperamos poder implementar alguna en el 2017 que ya tenemos a la vuelta de la esquina: en concreto las secciones referentes al léxico en la uniformología y un pequeño diccionario temático de referencia.

Y para celebrarlo nada mejor que un brindis “virtual” con un Cognac Camus Napoleón de 1969, en una bonito decantador de porcelana de Limoges estilo “Imperio”, de color verde oliva oscuro con filetes de oro, aún con su contenido precintado e intacto. 


Finalmente tan solo:

Agradeceros nuevamente la confianza depositada semana a semana e invitaros que nos sigáis acompañando en esta apasionante singladura por la época napoleónica.


_______________________________________________________________________________________________________

Fuentes:
1) - https://es.wikipedia.org/wiki/Ciudadela_de_Rosas
2) - "La Ciutadella de Roses" - C. Díaz, H. Palou y A.M. Puig, Quaderns de la Revista de Girona, núm. 77, Ajuntament de Roses, 2004
3) - "El ingeniero Caivi y la concepción de la Nueva Rhode: historia, arqueología e ingeniería militar en la Rosas renacentista" - Lluís Buscató y Pablo de la Fuente, Tecnodoc (Dept. PDF), 2006
4) - http://www.monestirs.cat/monst/aemp/ae45mari.htm
5) - Folleto explicativo de Información general - Patrimoni de Roses. La Ciutadella - Ajuntament de Roses
6) - Paneles explicativos del Museu de la Ciutadella.

Imágenes:

a) - "La Ciutadella de Roses" - C. Díaz, H. Palou y A.M. Puig, Quaderns de la Revista de Girona, núm. 77, Ajuntament de Roses, 2004
b) - De Tiziano - Official Prado link, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=159559
c) - Fotos propias del autor.

viernes, 18 de noviembre de 2016

El asedio de Roses de 1808. Tres ejércitos y una fortaleza (II)

Os traemos nuestra segunda entrega sobre el sitio de Rosas, que abarca desde el dia 12 de noviembre de 1808 al 18 de noviembre del mismo año. Tras los días iniciales donde se alternaron, por una parte, las preparaciones de los defensores y  las apresuradas reparaciones y refuerzos en las murallas de la Ciudadela, y por la otra, las tímidas incursiones de tanteo por parte de los sitiadores para, por una parte poner a prueba las defensas de la plaza y por otra intentar desalojar a los combatientes de sus posiciones en los mansos o casas que circundaban la plaza y poder, en consecuencia, reducir su perímetro defensivo.

El tiempo también jugó a favor de los defensores con una serie de lluvias torrenciales que impidieron por parte de los franceses el transporte del tren de artillería y la iniciación de la excavación de paralelas, trabajos indispensables en todos los asedios de la época.  No se llegó por ello a las inclemencias del anterior sitio de 1794-95 que se presentaron en forma de nieve y heladas.

La segunda semana de sitio vino caracterizada por una lucha constante por el control de las alturas que dominaban el territorio y sobretodo el Castillo de la Trinidad: El Puig de las Àguiles i el Puig Rom, los franceses con el objetivo de poder ubicar baterías de cañones para poder bombardear más fácilmente el Castillo de la Trinidad y los españoles para impedírselo. El General Reille intentó un ataque directo sobre el castillo el día 15 desalojando previamente a las dos compañías de  Voluntarios de Igualada(1) que estaban ubicadas allí, pero fueron rechazados por los defensores.  


Los combates fueron continuos entre los miqueletes y las tropas regulares (a)



https://1drv.ms/w/s!ApHZx2ah7M2Mg0tw0noZEYtXr8H9

DIARIO DEL ASEDIO DE ROSAS nº 2


https://1drv.ms/w/s!ApHZx2ah7M2Mg0qDSatjHtn8Ar0P

ROSES SIEGE'S JOURNAL nº 2


LAS DEFICIENCIAS EN EL SISTEMA DEFENSIVO DE LA PLAZA

Aparte de la diferencia numérica(2) y cualitativa entre defensores y sitiados es evidente que éstos partieron con desventaja por las pocas o nulas previsiones que se habían hecho para recomponer la fortaleza defensiva de Rosas. Según F. X. Cabanes:

"[...] El ultimo sitio que Rosas había sufrido era muy reciente, y algunos oficiales de los que militaban en el Ampurdán al principio de esta guerra habían asistido a su defensa. En Cataluña pocos ignoraban esta operación y en particular los individuos de las juntas de Figueras y Gerona. En este concepto y en el de haberse podido empezar los trabajos para poner en estado de defensa esta plaza, desde mediados de julio, no se puede comprender por qué motivo no se fortificaron las alturas del Puig Rom, no se rehízo y compuso la linea que cubría y defendía la villa y no se habilitaron los edificios y defensas de la plaza. Si estas obras se hubieran hecho de un modo conveniente aunque hubiese sido á expensas de los propietarios de los pueblos comarcales y haciendo trabajar a la tropa y paisanos, Rosas podía hallarse a principios de noviembre en un regular estado de defensa.

Las fortificaciones de las alturas de Puigrom hubieran impedido, aunque fuesen de campaña, de que se hubiese apoderado el enemigo sin ningún trabajo de un punto tan interesante como este. Rehecha la linea en los términos que estaba indicada, hubiera defendido la villa en la que podían permanecer muchas tropas, y sobre todo los enfermos y heridos que sin embargo debían ser inmediatamente transportados por mar a la Escala. Reparados los edificios interiores de la plaza con blindas y demás recursos, hubieran ofrecido a la guarnición un asilo seguro en las horas de descanso; y de este modo las enfermedades no hubieran sido tantas y la tropa hubiera podido soportar mejor la fatiga.

 
Interior de la Ciudadela de Rosas, no muy diferente del de 1808. (b)

Mas nada se hizo, todo se olvidó, y unicamente se emplearon algunas gentes para hacer explanadas, espaldones y limpiar el foso, las que sin embargo fue tanto lo que trabajaron que con poco tiempo y recursos lograron transformar la plaza y convertirla de un montón de escombros y ruinas en un recinto fortificado capaz de hacer alguna resistencia. El ingeniero Lemaur clamaba de continuo y no cesaba de manifestar a la superioridad, el estado infeliz de la plaza de Rosas, el modo de ponerla en un estado respetable y la importancia de esta plaza marítima y fronteriza.

Los ingleses por su parte hacían todo genero de gestiones; proporcionaban algunos medios y efectos, y algunas veces desembarcaban las tropas para aumentar la guarnición de la plaza. Mas la superioridad no enviaba a Rosas sino aquellos socorros de que podía disponer, y no se decidió jamás a valerse de un medio extraordinario para poner en estado de defensa un punto tan importante, Por otra parte, durante el sitio de esta plaza no se pensó en socorrerla de un modo formal por mas que la  circunstancia de ser marítima nos ofrecía todos los medios de hacerlo [...].
 
[...]El enemigo se apoderó de Puig Rom y luego de la linea que cubría la villa , entró en las casas , y el mismo reducto de la linea le sirvió para establecer una batería contra la plaza que fue sin duda la que obligó a capitular a su gobernador. Así se perdió Rosas sin haber hecho por nuestra parte ningún esfuerzo en su auxilio.[...](20)

Tras la extensa explicación de Cabanes, creo que sobran más comentarios.


Los navíos británicos disparando a las tropas francesas desde la bahía de Rosas.


_________________________________________________________________________________________________________

Comandantes irlandeses en la defensa

Tanto el Gobernador de la plaza como el del Castillo de la Trinidad eran irlandeses al servicio de la corona española en el regimiento Ultonia (forma latina del Ulster). La presencia de extranjeros en el ejército español (y en los de otros paises) no era un fenómeno nada nuevo en la época. En el caso español, y facilitado por los vínculos religiosos de confesión católica, había principalmente unidades  de irlandeses, suizos o belgas de la región valona, entre otros. 

El teniente coronel Pedro O'Daly, gobernador interino de la Ciudadela de Rosas había participado en la captura de Pensacola (Florida) en 1781, siendo oficial del regimiento Hibernia (forma latina de Irlanda), otro de los regimientos de irlandeses en el ejército español. Por Decreto de 18 de marzo de 1803, obtuvo del rey la tenencia coronela del Regimiento de Ultonia, siendo entonces graduado de coronel. Se distinguió también en el asedio de Gerona y defendió con decisión la Ciudadela de Rosas. Una vez rendida la plaza marchó cautivo con el resto de la guarnición a Perpiñá. Murió en el depósito de oficiales prisioneros de guerra españoles de Aufún (Departamento de la Sambre et Loire) el 26 de Noviembre de 1810.      

El capitán Latino Fitz-Gerald (o Gerard), defensor del Castillo de la Trinidad, también nació en Irlanda y contrajo matrimonio con Lucía Jonama Bellsolá, dama gerundense de carácter, que compartió con su esposo las penalidades del asedio y prestó luego excepcionales servicios a la causa patriota  como "Comandanta" de la Primera Escuadra de la Compañía de Santa Bárbara, integrada por mujeres gerundenses durante los asedios que sufrió dicha ciudad.(23)
_________________________________________________________________________________________________________


ACCIONES PRINCIPALES DE LOS DEFENSORES

Informe de la acción del día 12 redactado
por Pedro  O'Daly y enviado al Capitán
General de Cataluña.
Una de las acciones más importantes se verificó el día 12 de noviembre con una salida de los defensores en tres columnas divergentes: 

"Se ejecutó la salida proyectada, en esta forma: una columna fue á ocupar la altura de Puigrom en la colina de la Trinidad, otra se dirijió al Puig de la Aguilas para observar el barrando y hondonada de la Alseda y otra por el llano hacia la izquierda del manso Mayró para distraer al enemigo. Este después de unh fuego muy vivo tuvo que replegarse á la línea que cubria la villa, por la superioridad de los franceses que salieron de los olivares donde estaban emboscados. La segunda consiguió desalojarlos de las alturas de las Aligas, pero el refuerzo que llegó con prontitud al enemigo la obligó a bajar al monte, verificándo su retirada con el mejor orden. 

La primera permaneció en Puigrom. Al momento que se reparó desde la plaza la emboscada del enemigo en los olivares contiguos á casa Mayró, se hizo un vivo fuego de cañón, mortero y obus, con todas las piezas que podían ofender aquella parte, distinguiéndose en la dirección y prontitud de los fuegos, el subteniente de artillería D. Salustiano Gerona. El navío y la bombardera ingleses hicieron fuego graneado de cañón, sin parar un instante. Los desertores que se pasaron á la plaza dijeron que el enemigo había tenido más de 200 heridos y bastantes muertos en este día, de manera que hacia Figueras hubieron de organizar un convoy de 40 carros. La pérdida de los sitiados fue de 3 muertos y 36 heridos, entre ellos el mismo Clarós, y el oficial de migueletes de Igualada." (9)


Acciones del día 12 de noviembre por parte de los defensores. La única tentativa que prosperó fue la protagonizada por la columna c que logró apoderarse del Puig Rom. La casa Mayró o Mairó estaba situada en la confluencia del inicio de la ruta de las columnas, al lado justo de la Riera de Ginjolers(3) 

El día 15 los italianos de Pino consiguieron desalojar a las tropas que guardaban las alturas del Puig Rom y prosiguieron su incursión atacando el Castillo de la Trinidad, pero fueron rchazados por el fuego de los defensores y los buques ingleses.







(1) Los Voluntarios de Igualada se habían incorporado a la defensa el día 10 de noviembre, con 6 oficiales y 469 soldados de tropa. (6)

(2) Las fuerzas que se presentaron el 7 de noviembre delante de Rosas reunían 13.604 infantes, 1.328 caballos, 458 artilleros con un tren de sitio bastante completo, y 211 zapadores. (21)

(3) En este punto agradecer encarecidamente tanto a Pilar Cortés, Directora de la Biblioteca Jaume Vicens Vives de Roses, como a Pol Meseguer del Arxiu Municipal de Roses, por sus ágiles gestiones y muy especialmente a Josep M. Barris, Archivero Municipal del Ajuntament de Roses, por su atención y la información facilitada para poder localizar y ubicar la Casa Mairó (hoy desaparecida), entre la riera dels Ginjolers y la calle de Mairó.


______________________________________________________________________________________________________

Fuentes:

(1) – “Diario de un sitiado” – José Benito, La Comarca Impr., Figueras, 1926
(2) – “Journal des operations de l’Armée de Catalogne en 1808 et 1809 sous le commandement du Général Gouvion Saint Cyr”- París, 1821
(3) – “El setge de Roses de 1808. Tres visions de la Guerra del Francès” – Carlos Díaz Capmany, Robin Pedler y Justin Reay, Fundació Roses y Ajuntament de Roses, 2008
(4) – “A place of considerable importance: Lord Cochrane and the siege of Roses 1808” - Justin Reay, The Mariner’s Mirror, Vol. 95 No. 4 Novembre 2009
 (5) – “La Ciutadella de Roses” – C. Díaz, H. Palou i A.M. Puig, Cuaderns de la Revista de Girona núm. 77, Fundació Roses y Ajuntament de Roses, 2004
(6) – “Esplicacion del cuadro histórico-cronológico de los movimientos y principales acciones de los ejércitos beligerantes en la península, durante la guerra de España contra Bonaparte” – Sección de Historia Militar, Ministerio de la Guerra, Barcelona, 1822
(7) – “Principales defensores y sitiadores de Gerona en 1808 y 1809” – Emilio Grahit y Papell, Tecnodoc (Dept. PDF)
(8) - “El arte abaluartado en Cataluña. Estrategia de defensa en el siglo XVIII” – VV.AA., Ministerio de Defensa, 2013
(9) - http://www.pedresdegirona.com/guerra_frances/diari_girona_rosas_a.htm
(10) - https://en.wikipedia.org/wiki/Siege_of_Roses_%281808%29
(11) - “Sitio de Rosas. Informe del Capitán General de Cataluña de acciones de los dias 10 al 13 de noviembre” – Archivos Estatales
(12) – “Memoirs of Military Surgery and Campaigns of the French Armies” – D.J. Larrey, M.D., Vol. I, Joseph Cushing Publ., Baltimore, 1814
(13) - Estado Militar de España. Año de 1808 – Imprenta Real, Biblioteca Nacional de España
(14) – “Fortificaciones. Intervenciones en el patrimonio defensivo. Actas del XXXIV curset. Jornadas Internacionales sobre la Intervención en el Patrimonio Arquitectónico, MECD·COAC, 2011
(15) - “Pla d’Ordenació Urbanística Municipal”. Text refós· Tom II· Doc 6.2· Relació de masies i cases rurals, Ajuntament de Roses, 2010
(16) - "Les opérations en Catalogne en 1808 à janvier 1810 et les limites de la stratégie napoléonienne" - Coronel Thierry Noulens
(17) - http://frederic.berjaud.free.fr/Articles_de_Didier_Davin/03eLeger/3eLeger.htm
(18) - https://en.wikipedia.org/wiki/VII_Corps_%28Grande_Arm%C3%A9e%29
(19) - https://es.wikipedia.org/wiki/Regimiento_Ultonia
(20) - "Historia de las operaciones del exército de Cataluña en la Guerra de Usurpación. Campaña primera" - Tte. Coronel Francisco Xavier Cabanes, Imprenta Brusi, Barcelona, 1815
(21) - http://gie1808a1814.tripod.com/meses/diciem.htm
(22) - "A la frontera de l'Imperi. Guerra i societat a Roses, 1773-1833" - Roses Publicacions municipals, Ajuntament de Roses, març 2009
(23) - ABC (Madrid) - 05/11/1964, Página 37. Copyright (c) DIARIO ABC, SL, Madrid, 2009 -
http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1964/11/05/037.html
(24) - "La imagen de los soldados italianos en Cataluña en la guerra del francés" - Antonio Moliner Prada, Revista HMiC-2005, ISSN 1445-89111 - Ponencia presentada al IV Convengo internazionale di Spagna contemporánea. Convengo internazionale di Studi Storici. Novi Ligure, 22-24 ottobre 2004.

Imágenes

(a) - By [s.a.] - Imatge obtinguda del llibre File:Pronostich catala historic, geografic, astronomic, instructiu y religios per lo any 1847.djvu digitalitzat el 20 de gener de 2010 del Centre Excursionista de Catalunya per Google Books., Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=16643364
(b) - "Catalunya poble a poble. Tots els pobles, viles i ciutats de Catalunya" · Tomo 11 - Ediciones 62, Barcelona, 2013
(c) -"Sitio de Rosas_Informe del capitán general de Cataluña de acciones dias 10 al 13 de noviembre" - Archivo Histórico Nacional, DIVERSOS-COLECCIONES,75,N.42-